texto2

Bienvenido a tomat5. Ya hemos terminado el Torneo. Tan sólo nos queda ahora la ceremonia de clausura, y ¡a por el TOMAT6!

lunes, 12 de mayo de 2008

La crónica del Mus (LA Bella Durmiente versus explotados)

Buenos días,

El gran Julio César al pisar las Galias dijo una frase que pasó a la posteridad: Llegué, ví y vencí. Vini, vidi, vici, lo acontecido en el XANA tiene visos de seguir la misma estela, un 4-0 a favor de La Bella durmiente no es fruto de la casualidad, de la improvisación o incluso de la llegada de buenas cartas.

Como es natural la historia es escrita por los ganadores, no por los perdedores, salvo en contadas ocasiones y siempre que no te toque vivir en Chile, es así que este resumen pasará a la posteridad como una de las mejores partidas de mus que se recuerdan.

Por un lado una pareja experimentada y bien conjuntada que finalmente perdió; por el otro, un pareja inusual, mas fruto del amor ocasional que de un sentimiento puro y arraigado en sus corazones. Tal vez el ser plato secundario, motivó en exceso al Gato Gómez a desarrollar unas técnicas innovadoras en el arte del mus, unas técnicas que no conocía ni él, y que a la postre decantaron la partida, eso y recibir buenas cartas motivó el derrumbe de la pareja que a priori partía como favorita, LOS EXPLOTADOS, ni decir tiene que sus caras se transformaban conforme la diosa de la fortuna les mostraba su cara mas amarga: LA DE LA DERROTA. Tal vez como afirma Esquines en el 350 AdC

"La derrota en la guerra no es el mayor de los males, salvo cuando la inflige un enemigo indigno."

No podemos considerar a esta pareja circunstancial de ser indigna, pero que han bebido de la copa de la abundancia de manos de la propia diosa, si lo podemos afirmar: el no saber hacer señas, el cortar las jugadas, recibir buenas cartas y en definitiva ganar por un contundente 4-0 es sinónimo de que la conjunción de astros encima del XANA solo ocurrirá una vez en la vida, es por ello por lo que el gran Gato Gómez se retira, mejor ahora en la cresta de la ola, que cuando pille una racha de malos resultados que le obligue a reconsiderar su forma de jugar, que ní él mismo entiende.

Gracias a los damnificados por el juego, gracias a mi compañero que me explicaba lo que hacía, gracias a la Diosa por honrarme con su voluptuoso cuerpo, gracias en definitiva por permitirme participar y sobre todo por rendirme tan bonito homenaje en el culmen de mi carrera deportiva.

Saludos

No hay comentarios: